jueves, 28 de marzo de 2013

Placeres y sucedáneos.

"Las ideas formaban líos de seda en tu pelo
y yo me enredaba en tu tela de araña
cerraba los ojos
y me dejaba llevar
a donde no hacían falta las palabras".

- Escandar Algeet - 

El rock antiguo es lo más parecido a un orgasmo,
igual que un ataque de risa en buena compañía.
Igual que hay bocas que vuelan
y otras que te hacen volar con un simple roce de labios.

Un orgasmo es aquello que se tiene
cuando la buena música te folla encima de una cama
minutos antes de dormirte.
O en mitad de una calle,
entre la gente.
Y a la mierda las vergüenzas.

Un orgasmo es aquello que te provoca las cosquillas de la risa,
en mil posturas diferentes
con un kamasutra en edición especial,
limitada,
a las dimensiones ilimitadas que la piel es capaz de alcanzar.

Como la imaginación.

Un orgasmo es aquello que nos une aún más
entre tu cuerpo y la pared.
Es lo que nos aprieta con fuerza entre las sábanas y el colchón.
Es aquel miedo que decide saltar desde tus clavículas,
y perderse,
dejar de existir.

Son tus manos enredadas en mi pelo
o arañándome la espalda.
Son tus pantalones por el suelo
o en los pies de mi cama.

Un orgasmo son tus miradas, 
tu nuca, tu espalda
(y cada una de sus constelaciones),
tus manos cuando se saltan los límites
antes de que se nos pase por la cabeza ponerlos.

Algo parecido a un orgasmo es esa mueca que haces con la boca
de la que se quiere escapar una sonrisa.
Y a la vez, con tu risa
eres capaz de hacerle cosquillas a mis miedos.

Un orgasmo llevado al infinito 
es ese hueco que se forma cuando arqueas tu espalda.
Cuando se te caen las ganas de las manos
y no sabes qué hacer con ellas
más que inundarme la vida.

Y qué bien lo haces,
qué bien se te da.

Un orgasmo es cuando pongo a la poesía (a ti) contra la pared,
para registrar(te) el corazón,
para llenar(te) la espalda de versos,
para lamer(te) las heridas.

Un orgasmo es cuando te resistes
y acabo ganándote la batalla.

Un orgasmo eres tú
en todas y cada una de sus dimensiones.


15 comentarios:

  1. No dejes de follarte a la vida.

    Había pensado otra manera menos usada de decirlo, pero la verdad: no dejes de follarte a la vida.

    Abrazos desde la muleta.

    ResponderEliminar
  2. Ostias, estoy sudando solo de leer tus versos, y digo coño que bien lo haces, qué bien se te da...
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Y también sentir que alguien nos araña con la más tierna de las crueldades el corazón.

    Merecía la pena esperar. Gracias!

    ResponderEliminar
  4. Me gustan tus definiciones de orgasmo :)

    ResponderEliminar
  5. Orgasmo es leer tus posts un día festivo como hoy, sin ninguna prisa y dejándome inspirar...

    Un orgasmo es lo que provoca vivir una situación como la que describe mi último poema en el Taller!!

    Gracias por pasar a comentar, todo un placer!

    ResponderEliminar
  6. Un orgasmo es lo que dices en ritmo de poema
    y letras de sangre y maravilla.
    Un orgasmo es verte sonreír,
    aunque sea en la imaginación.
    Un orgasmo es el cigarro de después
    de cada uno de tus textos,
    llegar al éxtasis en cada verso con tu firma.
    Los sueños que se mueren cuando llega el día y, joder,
    nunca les deja llegar a la cama de tus besos.
    Un orgasmo es verdad que suele ser muy especial,
    pero no tiene nada que hacer
    si se enfrenta a lo bonito de la vida
    que te brota de las manos.

    Guerrero

    ResponderEliminar
  7. este poema es un orgasmo en sí, y ese final la cumbre,

    para registrarte el corazón

    esa e ha encantado.

    un beso

    ResponderEliminar
  8. Después de esto, dejo de bloguear un ratito. Ustedes comprenderán.
    Un (sofocado) abrazo

    ResponderEliminar
  9. Me encantó tu definición de orgasmo, cada una de las vertientes me pareció acertada, realmente lo has hecho muy bien, mágico.
    Mis felicitaciones y un beso.
    HD

    ResponderEliminar
  10. Qué hermosa poesía María, el final es realmente un orgasmo y ese verso “Cuando se te caen las ganas de las manos“ es sublime, me encantó.
    Antes no me pasaba, pero desde que pasé los cuarenta leo la palabra “Kamasutra” y me duele la cervical, no sé, es un segundo en que me gana el poder de asociación. (Será falta de gimnasio? Sonrío)
    Un abrazo
    Me fascina el fondo del blog

    ResponderEliminar
  11. Una clara demostración de que el orgasmo no viene por una única vía, sino que puede ser provocado y sentido de diversos modos. Y hay orgasmos más mentales que físicos, en los que la sensación que los ha producido y la sensación que dejan es similar o mayor a los orgasmos que todos conocemos

    ResponderEliminar
  12. Alguien dijo una vez que palabras como justicia, amor y otras parecidas, en las que incluyo orgasmo, no tiene definición válida.

    Sin embargo, el arte de los poetas está en tratar de definir esas palabras, para que cada uno saque sus propias conclusiones.

    Dicho esto, diré que tu poema define a la perfección esa palabra. ¡Es brillante!

    Gracias.

    Cuídate.

    ResponderEliminar
  13. Multiorgasmo mental con el segundo párrafo.

    ResponderEliminar
  14. Un orgasmo es esta entrada y que hayas podido escribir esto.

    ResponderEliminar
  15. Un orgasmo eres tú sintiendo y haciéndonos sentir.
    Un orgasmo es, también una sonrisa. Así que enhorabuena, lo has conseguido.
    Un saludo desde http://vickowski.blogspot.com.es

    ResponderEliminar